lunes, 16 de julio de 2012

HISTORIA DEL MERCADO CENTRAL


 HISTORIA DEL MERCADO CENTRAL

El mercado surgió en la Valencia árabe, alrededor de la mezquita, en un

laberinto de calles y plazuelas cuya nomenclatura ha sido elocuente testimonio: la plaza de la Virgen se llamó de la Paja; la que ocupaba el solar donde se construyó el Aula Capitular, de las Gallinas; la del Arzobispo, de la Fruta; y otra inmediata, la de la Hierba. No obstante,dada la importancia agrícola y la densidad demográfica, parece ser que se mantenía también un mercadillo en el arrabal de la Boatella (extramuros),prolongación del barrio de la Alcaicería, que se caracterizaba por la ordenación del comercio especializado, auténtico cordón umbilical unido a la carnicería y matadero situados en la actual plaza Redonda, próxima a la plaza de Les Herbes, luego Peixcatería y, finalmente, Lope de Vega.

Por privilegio dado en Barcelona el año 1261 y confirmado en Gerona en 1264, Jaime I concedió mercado semanal con carácter de feria a la citada zona de la Boatella, sobre cuya mezquita se edificó la ermita de los Santos Juanes.

En esa misma demarcación -germen de la vida mercantil- Jaime I cedería otra mezquita a Fray Pedro Nolasco, miembro de su séquito, que fundó el convento de la Merced. De esta época, la del cambio de minaretes por campanarios, fue también el convento de las Magdalenas, conocido popularmente por “Les Malaenes”.

 

Este convento estaba limitado por las calles del Molino de Na Rovella, Calabazas y de las Magdalenas; perduró hasta 1838, cuando a causa de la desamortización el Ayuntamiento duda entre destinar el claustro gótico a pescadería y ampliar la plaza, o construir un nuevo edificio.

 

 

Por motivos económicos se consideró construir el Mercado Nuevo; mercado descubierto bajo pórticos exentos, desarrollados tras una fachada principal y adaptándose a los espacios irregulares ocasionados por el derribo.

Cabe resaltar que el carácter permanente del mercado data de tiempos de Pere el Ceremoniós, quien había ordenado a los Jurados de la Ciudad la edificación de unas nuevas murallas. En las antiguas, por no parecer suficientes las puertas de Tudela y de la Boatella, se abrió un boquete que comunicaba el casco antiguo con el mercado, originando posteriormente la calle del Trench.

 

El desenvolvimiento mercantil se consolidó; y a partir de 1344 comienza a funcionar la Lonja de los Mercaderes, compartiendo con el Tribunal del Consulado un edificio en la plaza del Collado, que luego se destinaría a Lonja del Aceite distribuyéndose los almacenes por toda la ciudad: - de trigo, en el Almudín- de aves, cacharrería y vidrio, en la plaza Redonda;- de arroz y frutos secos, en la Lonja;- de sal, en el Temple; de paja y algarrobas, en la plaza de la Encarnación;- de caballerías, en el Llano del Remedio;- de esparto, en la plaza de Mosén Sorell;- de tejidos y mantas, en las calles de Mantas y Bolsería;- y de pescado, en la calle del Trench;mientras que los habituales de alimentación se instalan en las plazas del Mercado,Congregación.

La fama del Mercado de Valencia transciende a Europa y aquí vienen a establecerse:

- los franceses -en la calle Dels Drets- que vendían tejidos, blondas, encajes y quincalla fina;

- en la de los Hierros de la Lonja los mercaderes suizos y alemanes, expendedores de quincalla barata;

- y en la de La Bolsería, genoveses y malteses, que monopolizaban el comercio de lienzos.

- La plaza del Mercado se convirtió en centro neurálgico de la vida ciudadana, que despertaba con el alba, cuando llegaban los carros de las huertanas bien repletos de hortalizas y frutas; y se levantan aquellos puestos de madera y lona limitados por capazos de esparto. Allí acudían los marinos genoveses y catalanes; las damas y sirvientas; caballeros y celestinas; ladronzuelos, ciegos que cantaban gozos de santos y horrorosos crímenes; frailes, soldados, estudiantes y todo aquel que deseaba participar del espectáculo.

 Espectáculos:

Era la plaza de las fiestas, de los pregones y de los ajusticiados. Como contrapunto del bullicio aparecía, a veces, el cortejo presidido por el verdugo -Morro de Vaques- y acompañando al reo iban los clérigos exhortadores y los cofrades de Nuestra Señora de los Inocentes y Desamparados. La Cofradía solicitó de la Justicia recoger el cadáver del condenado, que enterraba en el cementerio de la iglesia de los Santos Juanes y posteriormente junto al barranco de Carraixent, en un pequeño cementerio que todavía subsiste. Sin embargo, en ocasiones, el cuerpo del ajusticiado quedaba colgando en la horca durante horas y la gente rehuía la zona, aunque el humor negro se inspirase para sacar coplas y versos,como los que recogió Jaume Roig: «Ni mentjaria carn del mercat si hom penjat algú hi havia...».


Según las crónicas, la instalación de la horca es anterior a 1409. Orellana la describe de piedra picada y situada en medio del Mercad o, frente a la Lonja. En 1599 se derribó, ya que con motivo de los festejos celebrados en honor de las bodas de Felipe III y la Archiduquesa de Austria, allí se colocó un arcotriunfal. Después se construyó una nueva horca y en 1622 se demolió para el faustuoso recibimiento de Felipe IV. A partir de esa fecha la horca se alzaba únicamente cuando se ajusticiaba; y en ella fue ejecutado José Romeu y Parras, el Palleter, por haberse levantado en armas contra los franceses.

NUEVO MERCADO

La campaña desencadenada en la prensa criticando su situación y el auge de una sociedad claramente burguesa que aspira a la demostración de su bienestar contribuyen a que el Ayuntamiento tome la decisión de construir un gran mercado totalmente cubierto. Para tal efecto nombró a una comisión de estudio que examinara las propuestas recibidas.

Fue aceptada la de los arquitectos municipales Ferreres y Monforte; sin embargo, la corporación abrió un concurso de proyectos como base previa, en 1882.En la convocatoria de 1883 quedó desierto el primer concurso; y en el segundo fue premiado el proyecto de Luis Ferreres y Adolfo Morales de los Ríos, que no llegó a realizarse ante la demora que exigía la reforma interior del casco urbano.

El Ayuntamiento guarda  el proyecto, ya aprobado, de una magnífica fábrica a la moderna, de hierro y cristal para albergar a los vendedores; pero, entretanto, continúan estos acampados a la intemperie (lo cual no es en nuestro templado clima inconveniente tan grave como en otras partes), y se defienden del sol con

desiguales y desordenadas velas de lona, que contribuyen a dar a la concurrida y bulliciosa plaza aires de zoco morisco o de bazar oriental».

Siendo alcalde Justo Ibáñez Rizo, en 1910 se convoca un nuevo concurso, y de los seis proyectos presentados se elige el de los arquitectos Alejandro Soler March y Francisco Guardia Vial. Ambos se habían formado en la Escuela de Arquitectura de Barcelona y habían trabajado en el equipo de colaboradores de Luis Doménech Montaner, arquitecto que se caracterizó por un estilo propio dentro de las líneas del modernismo.

Los arquitectos Alejandro Soler March y Francisco Guardia Vial, a instancias de la Corporación modificaron el proyecto original y el Mercado se construyó de acuerdo con el fechado en noviembre de 1914, obra que terminaron los arquitectos Enrique Viedma y Ángel Romaní en el año 1928. Alfonso XIII protagonizó el acto protocolario con que se iniciaron los derribos. El 24 de octubre de1910, con una piqueta de plata dio varios golpes en el muro del número 24 de la plaza del Mercado. Al monarca le acompañaban la Reina Victoria Eugenia, el Presidente del Consejo de Ministros, don José Canalejas; el Ministro de Gracia y Justicia, don Trinitario Ruiz Valeriano; el Capitán General, el Arzobispo de la Diócesis, Gobernador Civil, Alcalde de la Ciudad, Presidentes de la Diputación y de la Audiencia, Gobernador Militar, Comandante de Marina, Rector de la Universidad, Cuerpo Consular, Ordenes Militares, Senadores, Diputados y diversos representantes de sociedades y corporaciones

Los derribos fueron lentos, se acumularon dificultades de toda índole y las obras parecían eternizarse.

El solar en el que se asentó el Mercado Central -más de ocho mil metros cuadrados de superficie abarcaba el del Mercado Nuevo, tres manzanas con 42 casas, calle de las Magdalenas, parte del Molino de Na Rovella y del Conde Casal. Por fin, dieciocho años después del golpe de la piqueta, el 23 de enero de 1928, se inauguraba el grandioso Mercado; y, como lo exigía el paternalismo de la época, en sus naves se dio una comida extraordinaria a más de dos mil pobres, servida por jóvenes de la élite social.

En numerosos barrios de Valencia, a principios de siglo, funcionaban ya mercados de relativa importancia como los de la Congregación, Mosén Sorell, Pilar, Serranos, Plaza de San Francisco, Ruzafa, Jerusalén, San Sebastián y Colón, pero la costumbre tradicional imponía una visita periódica al Mercado Nuevo; y la política municipal acentuó su carácter prioritario al construir el Mercado nunca mejor llamado- Central. La Corporación quiso distribuir las funciones ciudadanas según un esquema triangular: la Plaza de la Virgen como centro religioso; la Plaza de Emilio Castelar (hoy del Ayuntamiento) como enclave para los asuntos cívico-administrativos y financieros; y la Plaza del Mercado para el desenvolvimiento mercantil. Este se consiguió durante décadas; perduran todavía una serie de calles confluyentes, en las que platerías, pescaderías, tiendas de tejidos, confección coloniales se suceden manteniendo un aire antañón en los elementos decorativos.

Las cúpulas, de hierro, cristal y cerámica (la central alcanza los 30 metros) y las veletas que las coronan: la de la cotorra y la del pez, se integran a una panorámica paisajística de torreones y campanarios eminentemente valenciana.

La distribución del interior es racional y perfecta, de manera que los puestos se sitúan a lo largo de una serie de calles rectilíneas atravesadas por dos anchas vías. Se concibió para 959 puestos, formados en la zona general por tiendas altas cerradas para carnicería, tocinería, ultramarinos y quincalla; tiendas

bajas para venta de patatas, legumbres, verduras, frutas y gallina; tiendas altas abiertas para venta de pan, volatería, carne y caza, existiendo en la pescadería tiendas altas para venta de salazones y despojos, y tiendas bajas para pescado.

Los dos pabellones que flanquean el acceso principal están construídos enteramente en ladrillos visto,con aplicaciones de piedra y de cerámica decorada; mientras que el cuerpo anexionado de Tenencia deAlcaldía sigue la construcción de influencia novecentista y queda rematado por torretas coronadas por pequeñas cúpulas semiesféricas.

El hierro, el ladrillo, la piedra de Buñol, el mármol, azulejos y mosaicos fueron los materiales empleados en la construcción del Mercado Central, considerado como uno de los más bellos de Europa y máximo exponente para conocer la idiosincracia del valenciano.

Agrupa a casi 400 pequeños comerciantes, movilizando en la actividad diaria a 1.500 personas. Es el mayor centro de Europa dedicado a la especialidad de productos frescos; y el primer mercado del mundo que ha afrontado el reto de la informatización de las ventas y distribución a domicilio, desde el día 2 de octubre de 1996.

No hay autocar de turista que, aunque no pernocten en Valencia, si han de cruzar el término de la ciudad, dejen de visitar el Mercado Central. Conviene perderse por sus calles, admirar la policromía de las frutas, sentir el murmullo de las voces de la gente que habla y ríe; percibir los olores de la calabaza asada, de las naranjas, del apio y las alcachofas; de los hornos, de las hierbas y especias, a las que es tan dada nuestra cocina; especias que ya recibíamos de Oriente a través de la ruta que pasaba por Venecia y Nápoles en el siglo XV; y que Joanot Martorell ensalzó en "Tirant lo Blanch" al referirse al jengibre junto con la malvasía.

 

 

 



domingo, 3 de junio de 2012

PARQUE ESCULTÓRICO RINCÓN DE ADEMUZ


El Rincón de Ademuz, es un enclave único situado entre las provincias de Teruel y Cuenca (Aragón y Castilla) separado de Valencia a la que pertenece, por una franja de 14 Km, fue la primera tierra ganada a los árabes por el Rey D. Pedro II de Aragón.
Ocupa una superficie de 370 Km y lo componen los municipios de Ademuz, Casas Altas, Casas Bajas, Castielfabib, Puebla de San Miguel, Torrebaja y Vallanca, junto con las aldeas de Arroyo Cerezo (El Royo), Cuesta del Rato, Los Santos, Masada de los Mudos (la Masadica), Más de Jacinto (La Masada), Más del Olmo, Negrón, Torre Alta, Vall de la Sabina (El Val) y Sesga.
El Rincón es un conjunto de pueblos y parajes donde la naturaleza se encuentra en estado puro y donde el visitante, según sus gustos establece sus propias preferencias, su huerta la riega el río Turia, con sus afluentes Ebrón y Boilgues y el Pico Calderón con el alto de las Barracas, es el punto más alto de la Comunidad Valenciana con 1839 metros.

El Parque Escultórico no está localizado en una ubicación determinada, las esculturas se encuentran diseminadas entre todas las localidades que lo componen e integradas con la naturaleza, de forma que hay que ir a su encuentro, aunque a veces son ellas las que salen al nuestro, la mejor manera de visitarlo es seguir cualquiera de las Rutas de Senderismo que recorren el Rincón y que quedaron inauguradas con la escultura El Caminante que representa el primer paso y como primer paso, fue también la primera escultura del Parque Escultórico del Rincón de Ademuz

El Parque Escultórico ARTE Y NATURALEZA del Rincón de Ademuz, fue un ambicioso proyecto en el que trabajó un entusiasta equipo bajo la dirección del escultor Lucas Karrvaz  y se propuso recuperar la tradición histórica de la comarca y plasmarla en unión de las más modernas formas de expresión artística, sin romper la armonía del paisaje ni agredir el medio ambiente.
En la primera edición fueron seleccionadas 70 obras de 45 artistas de 17 países, sin embargo fue en la segunda edición cuando oficialmente se convocó como Certamen Internacional y su objetivo fue  nutrir de esculturas al Parque Escultórico ARTE NATURALEZA del Rincón de Ademuz.


Se realizaron 2 bienales:
En ambas bienales participaron artistas de 70 países, entre  los que podemos citar los siguientes:
I Bienal:
- Rafael Mélida “Girasol”
- Robert Harding
- Federico Eguía
- Horacio Claudio
- José Maria Fernandez
- Miguel Angel Díaz
- Oliver Perry ( USA)
- Philip Pews (UK)
- Lucas Karrvaz
-Beatriz Carbonell- Cristina Fernández Box, I Bienal
- Sofia Isus Ventura, I Bienal
- Mauricio Alvarez, Manzana de Bronce I Bienal
- Ana Olano Sanz, I Bienal
- José Doña, I Bienal
II Bienal:
- José Luís Menéndez Álvarez, Manzana de Plata 2003 y Manzana de Bronze
- Enrique Jordá, Manzana de Plata y Bronze II Bienal.
- Diego Canogar, II Bienal
- Diego Arribas, I y II Bienal
- Fuencisla Francés
- Mª Jesús Bruna
- Mikel Okiñena, Manzana de Bronce
- Fanny Galera
- Cristina Ghetti (Argentina)
- Belén Orta, II Bienal
- Mabel Remeseiro (Argentina)
- Jacinto Moros
- Manteiga Valera
- Chun Shen (China), Manzana de Bronce II Bienal
- Antonio Souto, Manzana de Plata II Bienal

Algunas de las obras que permanecen en el Parque son:
- “El Caminante” de Lucas Karrvaz  situada en la localidad de Casas Bajas.
- “Horse”, de Philip Bews de Reino Unido, Manzana de Oro (Premio del Jurado), en la localidad Arroyo Cerezo. Es una escultura realizada con ramas de sabina.
- “La vaca loca”, de Trujalia
- “El Nacimiento del euro”, en la localidad de Torrebaja.
 - Echoing Walls“Paredes con eco”, de la escultora Diane Gorwin del reino Unido   en Arroyo Cerezo.
- “La ventana” de Ana Medina
- “Levantemos el Rincón” de Antonio Lucio Morales Gómez
  

- Solo quedan en el Parque las obras antes citadas pero el lema era el siguiente: al terminar cada Bienal las obras que no  hayan sido adquiridas por las instituciones o donadas por los Artistas, serán reemplazadas por otras nuevas
- Cada Ayuntamiento se encarga de conservar las obras  que le han correspondido
-Las esculturas se encuentran distribuidas por toda la comarca e integradas totalmente en la naturaleza.
- Los pueblos de Ademuz, Torrebaja, Casas Altas  ,Casas Bajas, Casas Altas, Aldea Cerezo   
-Personas interesadas en el senderismo y el arte
    -Instalaciones
-Al aire libre en los diversos pueblos de la comarca.
“Hay que destacar el hecho de que en ésta pequeña
comarca aislada entre las provincias de Teruel, Cuenca
y Valencia y separada de ésta última a la que pertenece
por una franja de 14 Km. y que apenas cuenta con
3000 habitantes, haya sido capaz de materializar el
                 museo al aire libre más grande del mundo”





-Una iniciativa muy interesante llevada a cabo por el escultor Lucas Karvaz .

jueves, 12 de abril de 2012

EL TRIANGULO MODERNISTA DE VALENCIA


EL TRIÁNGULO MODERNISTA DE VALENCIA

La mayoría de Valencianos desconocen cuales el origen de los edificios modernistas ubicados entre las calles Arquitecto Mora, Amadeo de Saboya y calle Galicia,cerca del paseo de la Alameda que son los restos de la Exposición Regional de 1909, cuyo centenario celebrado en 2009 fue celebrado con numerosas exposiciones que nos hicieron ampliar nuestros conocimientos sobre la importancia que este evento tuvo sobre nuestra ciudad.

No me detendré a explicar los pormenores de esta exposición sino a comentar los edificios que quedan, cual ha sido su uso y cual es actualmente. Estos son :Pabellón Municipal (Palacio de la Exposición),Pabellón de la Industria (Tabacalera), Asilo de Lactancia y la Industria Lanera.

Pabellón Municipal (Palacio de la Exposición)

Rehabilitado el pasado 2002, 93 años después de haberse construido en apenas tres meses por el arquitecto Francisco Mora, fue la sede el edificio central de la exposición, actualmente alberga una biblioteca municipal y unas dependencias que el Ayuntamiento de Valencia dedica a diversos usos .

Asilo de Lactancia

Levantado por Lucini en 1908 y costeado por el Ateneo Mercantil de Valencia en agradecimiento por ceder el palacio de la Industria (Tabacalera) para la Exposición.Se trataba de una guardería infantil a cargo de las hermanas de la Caridad destinada a cuidar a los hijos de las cigarreras.

Actualmente alberga el Balneario de la Alameda. Respecto al Balneario de la Alameda cabe señalar que, descubierta en 1923 una gran bolsa de agua termal a 682 metros, todavía conserva el caudal existente, su temperatura y composición iniciales. Se utilizó durante décadas para tratar afecciones cardiorespiratorias, bronquitis y enfermedades de la piel así como afecciones osteoarticulares, reumatismos, lumbalgias, etc. E







Pabellón de la Industria (Tabacalera)

Importante edificio de arquitectura industria construido por Lucini en 1905 con la colaboración de otros arquitectos. De planta rectangular cortado por otro rectángulo menor en forma de hache su trazado se inspira en la planta del Monasterio de san Lorenzo del Escorial.
Dedicado durante muchos años a la industria tabaquera, actualmente es una de las sedes administrativas del Ayuntamiento de Valencia.

Edificio de la Industria Lanera

Es un edificio posterior la exposición, construido en el solar que ocupaban el Gran Casino y el Palacio de Bellas Artes. Fue utilizado para diversos usos municipales, entre ellos sede de la policía local y los bomberos.Actualmente alberga un hotel de lujo de la cadena Westin.












domingo, 22 de enero de 2012

ACUEDUCTO DE LA PEÑA CORTADA DE CALLES

ACUEDUCTO ROMANO DE CALLES:
Ficha técnica:
Nombre: Acueducto de la Peña Cortada
Emplazamiento: Calles (Valencia). Comunidad Autónoma de Valencia En la comarca de los Serranos
Época: Construcción romana de finales del siglo I y principios del II dc
Declarado Bien de Interés Cultural
Se le considera entre los cuatro principales acueductos de la Peninsula
Información complementaria
 Un acueducto es una obra de ingeniería civil cuya finalidad es llevar agua de un lugar a otro. En el caso que nos ocupa el agua era transportada desde el Azud o nacimiento del rio Tuejar hasta la ciudad de Sagunto, muy próxima a la costa y al mar Mediterráneo, aunque el destino final no está claro. Los autores discrepan en cuanto al destino final del agua, mientras que unos se inclinan por la ciudad romana de Sagunto, otros aseveran que el agua era llevada hasta la ciudad de Edeta (actual Lliria) y que regaba los campos y cultivos de esta población.
En el acueducto de Peña Cortada coexisten dos tipos, el de acueducto puente y el de acueducto viaducto
La obra total es muy amplia, (se han hallado unos 26 kms. de restos) pero el puente-acueducto que salva el barranco de la Cueva del Gato (perteneciente al municipio de Calles), es lo más espectacular y lo más visible que  ha llegado hasta nosotros.

 Este acueducto fue trazado con distintos sistemas de conducción de aguas que, desde su origen en el río de Chelva, salvan grandes escollos topográficos. La longitud de los restos hallados es de 28,6 kilómetros, siendo su entidad comparable con los acueductos romanos más relevantes de España: como el de Segovia.

Si entramos por la Peña Cortada vamos a ir recorriendo una sucesión de tuneles, unas veces a cielo abierto, otras veces por el interior de la montaña. Se trata de una sucesión de tuneles de 200 a 300 metros de longitud, con una altura entre 1,50 y 1,90 y una anchura entre 1 y 1,20 metros. En algunos lugares del recorrido, en los tuneles excavados en la roca, una abertura en la pared hace de ventana y facilita la iluminación del túnel.






 Con respecto al  Puente Acueducto en sí, en él se aúnan las técnicas ya resueltas del puente y del arco honorífico o triunfal que aquí se emplean sobre todo para salvar la rambla de Alcotas y el barranco de la Cueva del Gato con la monumentalidad requerida por sus autores para magnificar el poderío de su imperio. Tiene una longitud de 38,30 metros, una altura máxima desde el fondo del barranco de 33 metros y una anchura de 2,10 metros.
Pasar por este puente en principio no ofrece ninguna dificultad a pesar de su apariencia.
Está formado por tres arcos de medio punto que se apoyan sobre dos pilares escalonados de 27 metros de altura, que se apoyan directamente sobre la roca viva del fondo del barranco. Se trata de bloques cortados a escuadra según técnica romana denominada "opus quadratum". Los bloques con que está construido corresponde a la piedra sacada de la peña cortada. Sobre la parte superior de este puente corría el "specus" o canal que transportaba el agua.

En cuanto al nombre que recibe de Peña Cortada hace referencia a otra obra sorprendente pero tal vez no tan espectacular como el puente, se trata de un profundo tajo de 22 metros de altura y otros 25 metros de longitud que fue excavado directamente de la roca desde arriba hasta abajo con el fin de permitir el paso del agua. Sorprende esta técnica de perforar la montaña de arriba a abajo en lugar de hacer un túnel que sería más fácil como en otros lugares del trayecto así se ha hecho.

Con respecto al
Acueducto de Circulación  es  el segundo tipo de acueducto de circulación libre por canal, canalis structilis, se despliega aquí, en su tramo excavado en roca, el dominio técnico romano en cuanto a sistemas de conducción de agua.

sábado, 21 de enero de 2012

Presentación

Inauguro este blog de Arte, Patrimonio y Sostenibilidad con el fin de divulgar el patrimonio valenciano que voy descubriendo em mis visitas y excursiones de senderismo por nuestra Comunidad.
Mi objetivo es difundirlo, invitar a especialistas a participar y   ampliar mis informaciones y sobre todo utilizar este foro como punto de partida para denunciar el grado de deterioro en que se encuentra nuestro patrimonio,  la falta de información del mismo y la ausencia de musealización.También me gustaría  hacer tomar   conciencia  de que es necesaría una movilización  ciudadana para proteger  lo nuestro que ha alcanzado  el grado de abandono en nuestra Comunidad .
Por otro lado me gustaria defender el concepto  de ocio sostenible, al alcance de todos, que representan los Museos,exposiciones y actividades culturales, frente a la opción consumista.